Reorganizarán diócesis de Irapuato y municipio peregrinaciones guadalupanas para evitar caos vial

11 de noviembre de 2018  

 

José Juan Ramírez  

 

Irapuato, Gto. (Opinión Bajío)- Ante la polémica que se ha suscitado en torno a la inminente llegada de las peregrinaciones guadalupanas y el conflicto vial que se generará al juntarse con las obras que hay en la zona, la diócesis de Irapuato y el municipio sostendrán reuniones para solucionar este tema.

El párroco del Santuario de Guadalupe del Puente, Antonio Azpeitia, indicó que si es urgente reorganizar las peregrinaciones de Guadalupe con el objetivo de salvar las tradiciones guadalupanas y que no se transformen en un “carnaval”, al tiempo de evitar causar caos vial y afectar a terceros, por lo cual se solicitará formalmente que no se usen vehículos y las peregrinaciones sean a pie.

De igual forma, mencionaron que dialogaran con los organizadores de las peregrinaciones, para que puedan tomarse las mejores decisiones y evitar que se colapse el tráfico de la ciudad, al tiempo de mantener vivas las tradiciones guadalupanas. Por ello, se reducirá al mínimo el uso de vehículo de motor.

“Es sentido común y no es que tenga uno la intención de que esto se desbarate, la intención es lógica, razonable, de sentido común, para el bien de toda la ciudadanía, el que vayamos a expresar nuestra fe no da derecho a provocar caos, a provocar caos y molestias a otras personas, un buen cristiano es un buen ciudadano”, indicó el sacerdote Antonio Azpeitia.

"Es necesario que conocan la situación de las obras realizadas en la Calzada de Guadalupe para que no haya malas interpretaciones o desinformación que sólo daña el prestigio de las personas, incluso a los festejos. Ojalá que ésto sea el inicio de una auténtica reorganización donde todos los pregrinos colaboren por lograr una manifestación de fe pura, sin combinar con lo pagano". 

Por su parte, el obispo de Irapuato llamó a la comprensión para no afectar a terceras personas y al mismo tiempo, respetar la fe de la gente.

“Llamamos a los peregrinos a que podamos manifestar nuestra fe en el mayor respeto que se pueda y que seamos comprensivos en la medida de las personas con la fe de las personas que busca expresarse”.