Violencia ha rebasado toda realidad: Obispo de Irapuato 

22 de julio de 2018  

 

José Juan Ramírez

 

Irapuato, Gto. (Opinión Bajío).- La ola de asesinatos, mutilaciones y violencia, que incluso se ha reflejado con muertes de bebés causados por sus propios familiares, no son más que el reflejo de la pérdida de humanidad y de que el crimen ha rebasado toda realidad, lamentó el obispo de Irapuato Enrique Díaz Díaz.

“Si en la familia no se tiene el amor, la conciliación y el diálogo, si nos molesta el llanto de un niño, ¿que no nos molestará? Si a esto se suma con alcohol, drogas violencia y apatía, nos destruye como personas…. Yo lo veo como un hecho doloroso, no solo ha sido frente a la policía (dejar restos humanos) sino frente a toda la sociedad, el descuartizar y asesinar a un hermano, ponerlo como reto para asustarnos, para limitarnos; creo que es doloroso, fuerte, que si nos va rebasando, hasta el peor de los casos, ha rebasado la realidad”.

“Cuando escuchamos los terribles asesinatos, las terribles luchas, las matazones, la violencia, el viendo que ya no tenemos esa misericordia y compadecerse, no mirar al otro como persona que hemos abandonado y ya no vemos al otro como un hermano, como una persona y podemos deshacernos muy fácil de ellos… es una mala realidad”.

Al mismo tiempo, el obispo de Irapuato también pidió oración por Nicaragüa, donde se ha desatado una guerra fraticida en la que incluso se ha asesinado a estudiantes, obispos y familias enteras.