Tras ratificación de Álvar y Zamarripa, piden empresarios cambio real de estrategia y muestran escepticismo

26 de septiembre de 2018   

 

José Juan Ramírez

 

León, Gto. (Opinión Bajío).- Siguen las reacciones negativas tras la ratificación de Álvar Cabeza de Vaca y Carlos Zamarripa en las áreas de seguridad; el Consejo Coordinador Empresarial de León exigió un cambio de estrategia y un verdadero “golpe de timón”, al tiempo de señalar que no fue la mejor decisión.

Mediante un comunicado, se mencionó que hoy “enfrentamos niveles de criminalidad que han robado la tranquilidad en las familias. Por ello, durante las reuniones que hemos sostenido con el Gobernador Electo, Diego Sinuhe Rodríguez Vallejo, hemos sido enfáticos en la urgencia de un plan estratégico de seguridad que permita devolver la paz ciudadana, así como la confianza en las instituciones”.

“Esperamos que el “Golpe de Timón” represente un plan contundente que integre a los tres niveles de gobierno con inteligencia, mejor equipamiento, mejor capacitación y mejor remuneración en las corporaciones de seguridad, y que realmente signifique un cambio en las tácticas, en los programas, en los proyectos y en la estructura. En concreto, desde el sector empresarial PEDIMOS UN CAMBIO EN LA ESTRATEGIA, puesto que la que se ha implementado hasta ahora se ha visto rebasada por el crimen”.

Refirieron que desde el empresariado consideran que esta nueva estrategia debe integrar, entre otras cosas, los modelos exitosos existentes tales como la incorporación de un Secretariado Técnico del Consejo Estatal de Seguridad que posea capacidad de decisión, además de un vocero que comunique con efectividad, periodicidad y total transparencia, los resultados en materia de seguridad, además que se incorpore un NUEVO MODELO en donde las policías municipales dejen de actuar solo como “primer respondiente” y pasen a formar parte de las tareas de investigación.

Adicionalmente se deben reforzar las academias para reclutar y capacitar policías, dotándolas de instructores bien capacitados y con experiencia en el medio, ampliando los plazos de capacitación a nuevos policías.

Se debe facultar a las procuradurías y a la Dirección de Averiguaciones Previas para que puedan dirigir y supervisar los servicios de la policía ministerial y de los servicios periciales dotándolos de mayor autonomía; se deben de restituir los grupos especializados de investigación de vehículos robados y el de investigación del narcomenudeo.

Es urgente la incorporación de más personal, principalmente agentes ministeriales y ministerios públicos. De esta manera se evitarán los abusos que ocurren actualmente, al inducir a los ofendidos a llegar a un arreglo conciliatorio, además de que se eliminará la percepción de indiferencia que se genera y desincentiva la denuncia ciudadana.

Es inaplazable una intensa capacitación de los policías preventivos y agentes del ministerio público para que logren acreditar ante los jueces que los sujetos detenidos son una amenaza para los ofendidos, para los testigos y para la sociedad, y que además garantice que no existan errores durante los procedimientos de aprehensión evitando que los detenidos queden en libertad, desapareciendo así el problema de la “puerta giratoria”.

“En ese sentido, luego de conocer la decisión del Gobernador Electo, de ratificar en su cargo a los titulares de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Alvar Cabeza de Vaca Appendini y Carlos Zamarripa Aguirre, respectivamente, los organismos del CCEL nos permitimos señalar que:

De llegarse a gestar una estrategia con las características que citamos en los párrafos anteriores, como empresarios reiteramos nuestra disposición a seguir colaborando en lo que esté a nuestro alcance para la recuperación de la paz de nuestro estado.

Sin embargo, si dicha ratificación solo se trata de una decisión aislada que no incluya todo lo anterior, entonces NO PODRIAMOS COMPARTIR la decisión de ratificar a los funcionarios antes citados, ya que no han conseguido ofrecer los resultados deseados en la entidad.

Sin embargo, RESPETAMOS la decisión que ha tomado el Gobernador Electo, pues entendemos proviene de un análisis exhaustivo sobre el impacto y conveniencia de la continuidad de dichos funcionarios, pero en cualquier escenario esperamos resultados favorables inmediatos con fechas bien definidas y DECREMENTOS MENSUALES EN LOS DELITOS, toda vez que no habrá curva de aprendizaje ni argumento que justifique una ausencia de resultados”.