Guanajuato ya es mas violento e inseguro que Michoacán: Martín Pérez, representante de CTM

08 de enero de 2018 

 

Nancy Venegas/José Juan Ramírez

 

Irapuato, Gto. (Opinión Bajío).- El Estado de Guanajuato es mucho más violento e inseguro que Michoacán, ya que a diario se registra más de un asalto violento contra repartidores de empresas. Así lo señaló el secretario general del sindicato de la industria gasera de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) Martín Pérez Arredondo, quien dijo que hay renuncias constantes, porque el miedo en los empleados crece día a día. 

Luego de que el fin de semana pasado se registrara un asalto y asesinato contra un empleado de una compañía gasera en Irapuato, Pérez Arredondo indicó que son mentiras las cifras que da el gobierno estatal sobre que Guanajuato no es de los estados más inseguros, ya que en el último año se incrementaron exponencialmente los asaltos y robos violentos e incluso, se han registrado homicidios de empleados de gaseras en León, Juventino Rosas, Salamanca e Irapuato.

Indicó que contrario a las cifras alegres de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal, en la actualidad, Guanajuato ya es mucho más violento e inseguro que Michoacán.

“Guanajuato es mas violento e inseguro, más que Michoacán, tenemos más de un asalto diario, ha crecido el robo a los gaseros en todo Guanajuato cada día que pasa son más los asaltos a las plantas de carburación, almacén y más a los repartidores de cilindros que andan en las comunidades, colonias en los primeros cuadros de todas las ciudades”.

Al hablar de las zonas que la industria gasera considera más peligrosa, el líder de sindical de los trabajadores dijo que prácticamente los asaltos y agresiones ocurren en todo el corredor industrial.

Ante los frecuentes robos, Pérez Arredondo comentó que las empresas gaseras y de otros sectores como bebidas gaseosas y pan, entre otras tuvieron que extremar medidas y que han enfrentado la deserción de personal porque pese a que los salarios son atractivos, los trabajadores temen por sus vidas y renuncian incluso a los pocos días que entran a trabajar.

“Tomamos todas las medidas que son necesarias traen caja de seguridad, radio, teléfono, desgraciadamente los trabajadores andan solos, son choferes y hacen todo solos…

“Ya no quieren trabajar en el gas, los que andan en esto tienen más de 15 a 20 años, la gente nueva no quiere, hay gente que dura 3 días o una semana y se van, porque tienen miedo pese a que ganan bien, la situación está crítica”.