Grave error haber ratificado a Álvar y a Zamarripa ante violencia que impera en Guanajuato: PVEM

25 de septiembre de 2018

 

Guanajuato, Gto. (Opinión Bajío).- La ratificación de Álvar Cabeza de Vaca y Carlos Zamarripa en las áreas de seguridad y procuración de justicia es un “grave error”, ante la peor ola de violencia que se vive en Guanajuato, señaló el dirigente estatal del Partido Verde Sergio Contreras.

  “El Partido Verde no está de acuerdo con esta ratificación, tener la misma línea o los mismos perfiles indica que Guanajuato no va a mejorar (…) son dos figuras que ya llevan más de seis años al frente de sus titularidades y en este momento, el Estado de Guanajuato no puede presumir de contar con números positivos en materia de seguridad”.

El líder del Verde lamentó estos anuncios debido a las expectativas que se tienen del próximo gobierno, el cual, con estas decisiones, estaría iniciando con el pie izquierdo. Actualmente Guanajuato atraviesa un grave problema de violencia, “es el estado donde se ha dado el mayor número de asesinatos, los robos han ido en aumento, las y los guanajuatenses no podemos sentirnos seguros y eso es lo que debe de tomarse en consideración por el próximo gobernador para poder hacer un nombramiento de quien debe determinar la estrategia de seguridad junto con él”.

Exhortó al próximo gobernador a que reconsidere ambos nombramientos tomando en cuenta que Guanajuato se ubica como el estado más violento del país y haga cambios en los primeros meses de su administración.

El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), ha ubicado a Guanajuato en el primer lugar nacional de homicidios dolosos cometidos con armas de fuego en los últimos años.

La coordinadora de los diputados locales del Partido Verde, Vanessa Sánchez Cordero, se sumó a la crítica de estos nombramientos, “ratificar al Secretario y al Procurador nos da a entender que no se va a reconocer que existe un problema que hay que resolver en materia de seguridad, sobre todo porque no se ha hecho una evaluación real y objetiva de lo idóneo de su permanencia”.