Denuncian presuntos casos de negligencia médica en el Materno Infantil de Irapuato

24 de septiembre de 2018

 

Nancy Venegas Torres
 
Irapuato, Gto. (Opinión Bajío).- Tres mujeres denunciaron legal, ante Derechos Humanos y públicamente, presuntas negligencias médicas en el Hospital Materno Intantil de esta ciudad. En 2 casos los supuestos maltratos médicos, derivaron en la muerte de 2 bebés y en el tercer asunto una mujer sufrió severas consecuencias por un presunto mal proceso médico. 
La PGJE emitió un dictamen de uno de los casos de fallecimiento de un bebé, resolvió archivar el asunto y la defensa legal de la mujer, apeló la decisión ante el Juez de control. Además buscará las vías civil y administrativa, puesto que en Guanajuato la negligencia médica no está contemplada como delito.
La maternidad para Miliza Yareni del Castillo Sotelo y su pareja se convirtió en una pesadilla. El 13 de diciembre del 2017, a las 2:30 de la mañana ingresó al hospital materno infantil con 8 centímetros de dilatación, estaba a punto de dar a luz a su bebé, la ingresan con al menos 10 mujeres a la sala de parto, donde reportó su malestar físico a una doctora titular del departamento a quien informó que estaba programada para cesárea, pero la mujer se negó e instruía a Miliza que pujara para que naciera su bebé. Hasta las 9 de la mañana de 14 de diciembre otro médico que nota el cansancio y malestar de la mujer, la ingresa al quirófano para practicarle la cesárea, ahí nace su bebé, pero no respira, no llora, un pediatra le informa a Miliza que su bebé no viviría más de 3 días. El hijo de Miliza permaneció internado 4 días, pero una doctora recalcaba a la nueva mamá que si el bebé fallecía sería su responsabilidad,
El 17 de diciembre después de que un sacerdote bautizó al menor, los padres salieron del área donde permanecía conectado a aparatos entre ellos un respirador, al regresar les notificaron que el bebé había fallecido y que sin su consentimiento había sido desconectado del respirador, simplemente porque así era el protocolo que se seguía en estos casos.
Los papás del bebé recibieron el cuerpecito envuelto en un pañal desechable para adulto y atado de sus manitas.
En la unidad de atención a la mujer, Miliza Yareni denunció los hechos con el expediente 3911/18 y en Derechos Humanos su queja fue recibida con el expediente 52/18, ambos procesos se encuentran en trámite.
Marta Consuelo Chávez Hérnandez también padeció lo que consideró un agrave negligencia médica, ella sufrió también la muerte de su bebita porque dijo no la atendieron puntual ni adecuadamente en el hospital materno infantil. El 12 diciembre llegó al nosocomio con intensos dolores, ahí le comentaron que debía pujar al igual que el resto de las mujeres que serían mamás, fue testigo del convivio guadalupano que organizó el personal médico y del abandono que tuvieron las mujeres en labor de parto. Pasaron más de 24 horas, finalmente la hija de Marta nació, pero al momento de alumbramiento no lloró, el personal médico le impidió que la tocara porque les aseguraron tenía bacterías y podía contaminar a la niña. Horas más tarde le informaron que la nena tenía sus pulmones contaminados con excremento y un día después la bebé murió.Tras la desgracia, en enero personal de trabajo social del mismo hospital contacta a Marta telefónicamente y le cuestionan porque no había llevado a su bebé a la consulta mensual, cuando se supone sabía del fallecimiento de la bebé. Marta junto con su marido Francisco Javier Déciga exigen justicia.
Marta denunció los hechos en la unidad de atención a la mujer con el expediente 15194/18 y en Derechos Humanos su expediente 53/18 está abierto.
A sus 18 años de edad y con 2 hijos Brenda Ruiz Rodríguez, no quiere sabe rmás de la maternidad, tras la experiencia que conisderó la más cruel de su vida. El 12 de abril del 2017 llegó al hospital materno infantil a las 10:45 de la mañana con dolores del parto de si segunda hija, durante el control de su embarazo los médicos le confirmaron que su bebé nacería por cesárea ya que estaba muy grande. Pero al llegar al nosocomio una doctora le dijo que tendría que pujar como el resto de las aproximadamente 15 mujeres que se encontraban en labor de parto y 9 horas después, cuando ocurrió el cambio de turno del personal médico y al ver que la mujer no podía más finalmente otro médico decidió practicarle la cesárea. 4 días más tarde Brenda
regresó con un intenso dolor abdominal, contó que otro médico sin ningún cuidado ni guantes, sin más le abrió con su mano la herida porque se había contaminado y era necesaria la dolora curación, así replicaron por varios días el tratamiento. 8 días más tarde nuevamente regresa al hospital porque supuestamente le retirarían los puntos, pero reportó que le suturaba una sustancia café, el personal médico le confirmó que de nuevo le practicarían las dolorosas curaciones, pero ella se negó acudió a un médico particular, quien le confirmó que su leisón obedecía a un mal proceso médico y en 3 consultas le alivió su malestar.
Con el expediente 24300/18 la mujer denunció los hechos en la unidad de atención a las mujeres y en Derechos Humanos su queja está abierta con el expediente 51/18.
El Abogado Juan Elías Flores, representante legal de las mujeres, informó que en el caso de Miliza Yareni del Castillo Sotelo, la PGJE realizó un dictamen que concluyó el pasado 27 de agosto, la dependencia resolvió archivar el asunto, ante ello apelaron la decisión ante el Juez de control, buscarán las vías civiles y administrativas, ya que en Guanajuato la negligencia médica no esta considerada como delito. 
Agregó que por lo menos otras 3 personas interpondrían denuncias por presuntas negligencias. 
"Analizados.en su conjunto y de conformidad con los artículos 131, fracción 13 255 y 327 del Código penal de procedimientos penales los antecedentes y datos no son idóneos para formular imputación por lo que se precede a decretar la determinación de no ejercicio de la acción penal y como consecuencia el archivo definitivo de la presente carpeta de investigación".