Expresión es...

la Columna de Ulises Centeno

01 de noviembre de 2018 

 

 

Expresión es…

 

 

"La vida se convierte en fuente inagotable de relatos

llenos de aprendizaje, crecimiento y sabiduría,

sin duda la verdadera escuela... dentro de poco, dentro de mucho; algún día"

Caruli

 

La “Calavera literaria” es una composición escrita en verso que surge en las vísperas del día de muertos y que sin duda es una tradición muy arraigada en la cultura mexicana, Octavio Paz decía “La indiferencia del mexicano ante la muerte, se nutre de su indiferencia ante la vida”, y así cada año surgen personas y personajes que inspiran estos versos cargados generalmente de una chispa de alegría, en forma de epitafio, con sentido o un tono pícaro, irónico o burlón sobre alguien que puede bien estar vivo o haber fallecido.

Desde niño me ha gustado escribir y hoy dedico mi escrito a mis compañeros de camino, cómplices de la labor educativa en el Colegio Pedro Martínez Vázquez.

“La infiltrada”

 

Muy de mañana al Marista la huesuda llegó,

buscaba a quién llevarse derechito al panteón,

y como está de moda una consulta se le ocurrió,

a esta calavera valiente,

dispuesta a cargarse al que se le ponga enfrente,

más su asombro ella no disimuló,

al ver que sólo estaba el Hno. Rodrigo en la dirección,

muy triste y desconsolada a él se dirigió,

y con voz angustiada  le preguntó,

¿dónde están todos?

el director con amable sonrisa le contestó,

“Qué dice…” ¿a quién busca…?, ¿cuál consulta…?

las maestras  aún no llegan,

peinándose deben estar,

así que no pierda su tiempo que temprano no van a llegar.

Siguió su camino y a Paco por el pasillo vio,

le dijo tú te vas conmigo, porque soltera sigo yo…

él ni tardo ni perezoso, se hizo el que no escuchó,

la flaca se desilusionó más,  su esperanza no perdió,

andando siguió buscando

y a Ignacio con su guitarra vio

caminar apurado rumbo a los salones,

cuando se le “ocurrió una idea”

y a la huesuda le dijo:

¿buscas un artista? Fabián él se llama,

con él tendrás una orquesta,

para animar los fiestones,

así que mira, allá va

y así evito ser yo quien llene los panteones…

Por la Coordinación pasó

y a Dulce María Sofía encontró,

pero andaba distraída,

que a la huesuda ignoró,

ella volteó para otro lado,

y a un jovencito encontró,

le dijo vente Angelito,

que un deportista ocupo yo,

trae también a tus amiguitas,

tengo lugar para las dos,

Alva y May le contestan,

danos un minuto, por favor,

que ocupadas ahora  estamos,

necesitamos capturar

que el sistema cierra hoy…

y si no lo hacemos Alicia Amaya nos reportará

con Carina en gestión… y ella a Ulises le dirá,

mira mejor consúltala  a ella, 

es la presidenta de la academia digital,

y seguramente Miriam te será de más utilidad,

Siguió su marcha la calaca

y en una  oficina a Shafino encontró,

le dijo, hey tú te vas conmigo,  pues una futbolista ocupo yo,

él sorprendido y pálido respondió,

discúlpame flaquita que no te pueda acompañar,

el maestro Choco me dejó cuidando,

y mi esposa me regañará,

y si tú me llevas,  ¿quién se queda en mi lugar?

La huesuda enojada ya estaba,

y  ya no iba a preguntar, 

pues a quien ella escogiera,

seguro se lo llevará…

caminando siguió buscando,

y a un maestro encontró,

le dijo vámonos Chuy,

que tu turno ya llegó,

así que despídete,

que esta será tu última reunión…

asombrado se ha quedado

y eso que él ya había votado,

cuando  Juan  se acercaba y  al maestro  él salvó,

la invitó a que no se lo llevará,

a cambio de un mezcal para la desilusión,

y a la muerte emocionada al verlo palpitó su corazón,

más ella nunca sospechó del  plan

que Mario, Mayra y  Brigas preparaban en su honor,

que llamaron a  los de deportes,

a rodear a la visitante,

y junto con Monse y Nancy

armaron la  fiesta en un instante,

la catrina emocionada.

a Andrade sorprendió,

y  con sólo una seña

al panteón se lo cargó.

Raquel  y Mónica,

miraban sin cesar,

querían seguir dando clases,

y lectura de comprensión  enseñar,

ellas levantaron la mano,

para en el panteón trabajar,

cuando Paula  interrumpe,

haciendo una aclaración

que sí era para dar matemáticas,

ella iba sin condición…

Ya tenía a las primeras para su escuela fundar,

y de pronto ve junto de ella a una maestra pasar,

¡hey tu Evelyn! no te hagas del rogar,

te irás conmigo derechito

pues actividades allá pondrás   

le dijo no voy solita, 

tengo quien me acompañará,

Ela y Luchis, conmigo irán

y laboratorio también tendrás,

y si quieres a Mariana,

seguro te ayudará,

pues ocupa a los muertos,

las  claves de Santillana  y SM entregar…

Ya la muerte iba juntando,

a su equipo servicial,

Carmen y Margarita no se salvaron,

y del “buen decir” se olvidaron,

pues la condenada catrina

ni opción les ha dado,

cuando vio a un grupo estudioso,

que su dosificación trimestral planeaba

Lucio organizaba,

Vero historias contaba,

Marcelino  Formación Cívica preparaba,

y ella ilusamente se imaginaba

que a la academia de sociales se llevaba…

De pronto en su andar un salón nuevo descubre

hay un letrero que dice  Taiyari,

y sorprende a las maestras comiendo los dulces

de las bolsitas que los chicos preparan

sollozando Mayte y Cristy,

se resignaban y un Grupo Especial fundarían

pues aún hay muchos ángeles

que de ellas necesitarían…

oh sorpresa se lleva la infiltrada,

cuando en el campo descubre la mega ofrenda

que  pastoral prepara,

del equipo quería llevarse a Rosy,

para  una consagración preparar,

pero ella  dice  ¡momento!

no nada más soy yo, llévate a Arturo y a Tere

y  por favor deja a la maestra que está en gestación ,

un suspiro  de la flaca por fin apareció,

abrazó a  Ginna, de la puritita emoción,

pero ella buscaba a otros,

que explicaran una  ecuación,

Fátima iba llegando y a sus colegas avisó          

que la muerte estaba cerca,

y nadie tendría otra opción,

más sonriente les decía,

vamos,  seguro habrá diversión…

Paula e  Iván

en un rinconcito quedaron,

calladitos, calladitos ellos no participaron,

lograron burlarse de la muerte inesperada,

quien iba feliz con lo que se llevaba,

cuando cerca de la puerta  Gaby   

le  dan un empujón y

todos de ella han escapado,

y la muerte se ha e… nojado,

atraparlos a todos quiso,

más el timbre ya sonó,

niños y jóvenes corriendo van llegando,

y sin darse cuenta a la pobre van desarmando,

dejando sus huesitos por el patio regados.

 

Y aquí termina la historia de una flaca singular,

que se marcha como vino, sin nada que consultar,

aprendió que tendrá que aplicarse más,

porque este año la huesuda volvió a reprobar.

 

 

L.E. Carlos Ulises Centeno López

caruli76@gmail.com