Prospectiva

La Columna de Gerardo Mosqueda 

26 de noviembre de 2018 

 

Se hace el que no entiende” Y. Polevnsky

 

Mientras se reparten las invitaciones para la toma de protesta, suben de nivel las respuestas de los gobernadores a las iniciativas del presidente electo... me explico: la última junta de la CONAGO (conferencia nacional de gobernadores) donde estuvieron invitados los gobernadores electos... fue categórica la conclusión: Los representantes del presidente electo, conocidos como virreyes, súper coordinadores, gobernadores en funciones, controladores del presupuesto... etc. No tendrán intervención en los temas de seguridad... pero el presidente electo ya les dio todas las atribuciones: presidirán las juntas de consejos de seguridad en los estados. Tomarán las decisiones y estarán al pendiente de lo que el presidente les ordene.
La reacción de los gobernadores tardó en llegar pero ya está; los partidos de oposición no aceptan el plan de seguridad, los gobernadores de oposición no están dispuestos a “ser invitados “en las juntas de coordinación de los temas de seguridad de los estados donde (por cierto) fueron constitucionalmente electos. 

En los estados la pasividad de los que están terminando su gestión, como el caso del presidente Peña ha provocado que los electos ejerzan sus responsabilidades sin tener aún vigente el mandato constitucional; los tiempos de negociación del presupuesto federal ha puesto en acción a todos los gobernadores de manera especial ante las acciones del poder legislativo y por supuesto del gabinete presidencial designado.

El gobernador electo que ha sido contundente en su respuesta, que no tuvo el menor rubor en dejar claro que quien fue electo para gobernar Jalisco es Enrique Alfaro y no su contrincante perdedor y ahora superdelegado del presidente electo. Ayudar a gobernar no significa agachar la cabeza y dejar de levantar la voz cuando se está faltando el respeto al pueblo de Jalisco. Fue de lo menos que le dijo rodeado de personajes de la política, las empresas y las universidades del estado. 

La secretaria de gobernación designada ya nos explicó a los mexicanos ( con mejor lógica que la de Cantinflas en sus momentos de gloria del cine nacional ) que la guardia nacional si es de militares pero que no son militares sino policías, porque están capacitados como policías, no como militares... más claro no hace falta. 

Será que los superdelegados presidirán los consejos estatales de seguridad porque están capacitados los militares como policías... y así sucesivamente.
Adelantamos una de las pruebas de lucha por el poder: ya dijo el presidente electo que no será rehén de nadie y por si le faltarán ingredientes a la polémica (que se estaba tardando) el senador presidente de la comisión de seguridad Salgado Macedonio ya anunció (amenazó) “podemos desaparecer los poderes en los estados que no se sometan “ 

El poder que falta en esta (una más de las ocurrencias del presidente electo) polémica entrará en acción en unos días, lo que está sucediendo son acciones de inconstitucionalidad, el poder competente es el judicial. 

Por el momento el gobernador electo de Jalisco tampoco está dispuesto a seguir el juego del perdón y el olvido a los corruptos del país. No es rebeldía; es congruencia, afirma y la presidenta del partido MORENA sólo atina a decir: “se hace el que no entiende”.

La agenda política, económica y de demandas sociales apremia a la tarea coordinada de los poderes en el país. 

La urgencia de tener una respuesta coordinada en materia de seguridad y recomponer el tejido social no dan lugar a polémicas insulsas provocadas por el capricho y necedad del presidente electo y sus seguidores en las cámaras legislativas. 

¿Habrá quien les explique? En los muy pocos días que les queda de ocurrencias sin tener que pagar consecuencias (no tiene vigente el mandato constitucional... es a partir del 1 de diciembre) ganar la presidencia de la república no es igual a un título de propiedad... aunque así haya sido el comportamiento del poder ejecutivo durante décadas.

 

Hasta la próxima PROSPECTIVA.

José Gerardo Mosqueda Martínez,

Presidente del Instituto de Administración Pública de Guanajuato